El éxito o fracaso terapéutico de las celulas madre está condicionado por su estatus inflamatorio

En los últimos años, el uso de Células Madre Mesenquimales (MSCs) ha emergido como una interesante alternativa terapéutica para distintas patologías, como el cáncer o enfermedades autoinmunes.

Por lo general se describe que las MSCs tienen un efecto anti-inflamatorio (MSC2), ya que inhiben al sistema inmune. Sin embargo, en 2010 se describió que las MSCs también podían adquirir un fenotipo pro-inflamatorio (MSC1), lo que depende de la activación de los receptores TLR (por Toll Like Receptor) en estas células.

En este contexto, no se puede hablar de buenas o malas células ya que, en algunos casos, como en tratamiento contra el cáncer se requiere “encender” al sistema inmune para atacar a las células tumorales (pro-inflamatorio). Por el contrario, en enfermedades inflamatorias y autoinmunes, se requieren células con un fenotipo anti-inflamatorio para inhibir al sistema inmune. Así, encontrar estrategias que permitan dirigir a las MSCs hacia uno u otro fenotipo permitirá obtener buenos resultados terapéuticos.

En este trabajo, nuestro grupo demostró que dependiendo del tiempo de activación de un receptor TLR específico (TLR4) con componentes de la superficie de la bacteria E. Coli (llamado LPS) se pueden inducir ambos fenotipos en las células MSCs. Así, nuestros resultados plantean la novedosa y poderosa alternativa de realizar el pre-acondicionamiento de MSCs in vitro con LPS y luego administrarlas como potencial tratamiento para una patología específica.

Paper

Mónica Kurte1 – Maroun Khoury1,2

1Universidad de los Andes, Santiago, Chile; 2Cell for Cell, Regenero, Santiago, Chile.


Compartir:
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter